Por dicha o por desgracia, en el lejano 2005 me tocó vivir a un costado del Pulque para dos, un foro casi clandestino ubicado en San Andrés Cholula y dedicado a la música y la expresión artística. Al principio no me dejaron dormir, después decidí desvelarme igual para cada noche tomar fotografías, pulque y mucha cerveza.