En junio de 2016 artistas de distintas disiplinas fueron convocados por Mauricio Cervantes para honrar a la Tierra a travez de una pieza escénica. Esta es una reseña visual de cómo se fueron urdiendo los caminos para crear el entramado del performace.